Las legumbres no pueden faltar en una dieta equilibrada y aunque puedan estar asociadas a platos calóricos que conllevan horas de preparación, también pueden consumirse en recetas más ligeras, frescas y sencillas.

Leer más

No solo de hojas verdes viven las ensaladas. Puede que sean uno de los platos más versátiles que existen, pero es cierto que estropearla es muy fácil, mientras que convertirla en algo supersano puede ser un reto.

Leer más

La quinoa tuvo su momento álgido hace varios años, pero nunca ha perdido su estatus como uno de los alimentos más saludables. Ha protagonizado numerosas recetas y al ser ya un “fondo de alacena”, no podía faltar en el menú semanal. Sin embargo, hay una pauta que nunca debe olvidarse: lavarla muy bien antes de cocinar. Como comenta Fernando, “hay que lavarla con mucho cuidado, aunque el paquete diga que ya viene lavada”, ya que este paso eliminará la parte exterior de algunas variedades de quinoa que hacen que se amargue al trabajarla.

Y si la quinoa se caracteriza por su alto contenido en fibra, la presencia de los espárragos hará que la aportación se multiplique. La proteína correrá a cargo de un huevo cocinado de una forma especial que hará que el plato adquiera más sabor y texturas en boca.

Leer más

Crock-Pot es la olla de cocción lenta original.  Esta Tapa de Yema a Baja Temperatura con Patatas a lo Pobre es una receta perfecta para una Celebración o Navidad, y puedes ponerla como entrante o aperitivo y quedar de lujo por dos duros!

Las Patatas fritas gustan a casi todo el mundo y con la yema a baja temperatura ni digo como están, un bocado delicioso! Las he cocinado con dos presentaciones tu eliges cual te gusta más!

Leer más

La tortilla española, plato por excelencia del recetario español, siempre triunfa en casa.
Esta vez le hemos dado una vuelta a la esta sencilla receta para comerla de una manera diferente, usándola como relleno de estos pimientos tan peculiares quedando un plato de diez.

Leer más

La crema de calabacín puede prepararse de muchas maneras distintas, como todas las recetas, pero creo que podrían diferenciarse dos maneras de preparar una crema de calabacín.

Por un lado está la receta en la que todos los ingredientes van cocidos en agua o caldo y por otro lado está la forma de prepararla que veremos hoy. En vez de cocer todo directamente lo que hacemos es rehogar (saltear) los ingredientes para darle más sabor a la crema. Esta forma de preparar la crema supone un aumento de las calorías.  Leer más

Que la auténtica carbonara no lleve nata no quiere decir que no podamos disfrutar de platos de pasta con una salsa cremosa que sí la incluya.

Leer más